En busca de una Educación Real

miércoles, 22 de agosto de 2012



       Actualmente se habla de la educación en diferentes ámbitos ya que está relacionada con todo lo que hacemos, es decir, en todas las áreas de estudio se puede decir que la educación es necesaria y que envuelve el proceso de enseñanza-aprendizaje, en el cual se ven envueltos los dos actores principales el docente y el alumno. Sin embargo, en pleno siglo XXI se evidencia un modelo de educación conductista, la cual  se ha mantenido con el pasar de los años, a pesar de los avances en cuanto a los recursos y diferentes medios de comunicación, la mayoría de las instituciones educativas se enfocan en ese modelo tradicional, el cual se basa en emplear las mismas estrategias, que hacen ver al alumno como un simple receptor de información, que actúan mediante un estimulo, para poder obtener una respuesta satisfactoria en cuanto al comportamiento, sin dejar de lado que el alumno se convierte en un ser imitador que solo repite y repite sin obtener ningún conocimiento.
       Partiendo de la idea anterior, se puede decir que hoy en día el alumno también es catalogado por su nivel de conocimiento o “aprendizaje”, el cual lo denotan con números o frases que a la vez marcan la actitud de un estudiante, sin tomar en cuenta que el aprendizaje no se limita, en la vida; a través de las experiencias e incluso con la práctica, el alumno aprende continuamente, especialmente de los errores los cuales ayudan a establecer los pasos para llegar a un producto final. Los estudiantes tienen características particulares en cada de una de sus etapas de desarrollo, lo cual les permite a los docentes tomar en cuenta ciertos aspectos importantes al momento de impartir sus clases y aplicar estrategias que promuevan un aprendizaje significativo.
      Es por ello que esta película o documental, se considera como un llamado de emergencia a la educación, la cual necesita un cambio en sus modelos de enseñanza, al igual que a sus agentes educativos, que son los encargados de transmitir información y conocimientos, cabe resaltar que ellos solo facilitan las bases de apoyo al estudiante para que este logre por sus propios medios su aprendizaje, y expresar lo que desea y piensa, como un ser integral. Otro punto que es importante mencionar es que ciertamente la educación debe estar basada en el amor, recurso primordial para romper con todos esos obstáculos que impiden o limitan la verdadera educación, con esa que soñamos y que es posible alcanzar. Simplemente como estudiantes, docentes o futuros docentes hay que tomar conciencia sobre esta problemática que de alguna manera u otra está afectando a cada participante del proceso educativo, no basta con intentar cambiar, hay que hacerlo, y dejar a un lado esos modelos tradicionales y darle paso a personas y docentes  humanistas, capaces de velar por los intereses y necesidades de sus estudiantes, para crearles las condiciones adecuadas en las cuales ellos mismos tengan la verdadera posibilidad de aprender.







Lorena Davalillo







0 comentarios: