Enfoques educativos postmodernos

martes, 21 de abril de 2009

El auge de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la actualidad ha traído consigo la inquietud de diversos investigadores acerca de cómo aprovechar las nuevas tecnologías de manera que facilite el proceso de enseñanza-aprendizaje. El uso de internet y toda la información que se puede manejar por esta vía puede considerarse una herramienta de mucha utilidad para lograr tal fin, de hecho se han desarrollado diversas tendencias que buscan aprovechar el poder de comunicación que tiene internet para lograr la interacción de personas sin importar el lugar en el que se encuentren.

Entre las tendencias que han surgido están: el aprendizaje situado, el aprendizaje abierto y el aprendizaje distribuido los cuales convergen hacia un punto que resulta vital para lograr el aprendizaje: la interacción, partiendo de la toma de decisiones sobre lo que se desea aprender se puede compartir experiencias, intercambiar ideas y opiniones de manera tal que se puedan solucionar problemas en contextos similares y no solo eso sino que también se pueden trasladar a distintas situaciones, ahora bien vale la pena destacar el hecho de que la presencia física para dicho compartir no es estrictamente necesaria gracias al uso de la tecnología.

En el mismo orden de ideas y siguiendo la base de las posturas anteriores “la interacción”, se puede mencionar el conectivismo que plantea el uso de redes sociales para conectar diversas opiniones y de esta manera manejar información precisa y actualizada facilitando así el aprendizaje continuo. De esta forma el conocimiento que se puede lograr de manera social permite el enriquecimiento de los individuos, este planteamiento que pertenece a la inteligencia colectiva puede ser visto como un factor común entre todas estas tendencias, claro esta es necesaria una organización de la información que se transfiere en estas interacciones y es allí donde entra en acción lo que es llamado como gestión y administración del conocimiento.

Además de las posturas mencionadas esta la visión de sharismo que cuya esencia sigue los mismos lineamientos: compartir el conocimiento con la ayuda de herramientas virtuales, ahora bien, estas herramientas virtuales requieren del desarrollo de computadores capaces de llevar a cabo tareas inteligentes, por lo que finalmente surge una postura que plantea un visión hacia el futuro y la posibilidad de que el progreso tecnológico permita que la inteligencia de los humanos sea alcanzada y superada por un computador esto es llamado singularidad tecnológica. Ahora bien sin proyectarse muy lejos hacia el futuro posible que plantea la singularidad, resulta importante mencionar que estos enfoques tecnológicos son comúnmente malinterpretados por el hecho de que se ha planteado que una computadora o la información que se maneja por las interacciones a través de internet sustituyan la labor docente ¿Será esto posible? Particularmente pienso que no, que es necesario la orientación de un especialista que guie, dirija y participe de manera activa en esa red social del conocimiento y es esa la labor la que debe asumir el docente, para esto se deben plantear nuevos objetivos orientados a la enseñanza de contenidos,y el compartir de experiencias que ayuden a aprender a vivir y que se rompa con ese “analfabetismo funcional” que impide la aplicación del conocimiento, todo esto en función de se que produzcan cambios significativos en miras al desarrollo sustentable del país.

2 comentarios:

Saraí Sojo. dijo...

hi Jorge, estoy de acuerdo contigo, el internet, no sustituirá la labor del profesor, ya que el docente hoy más que nunca es facilitador y mediador del aprendizaje y debe preparar oportunidades de aprendizaje para sus alumnos. Es fundamental que el profesor sepa fomentar el interés, la participación y a la vez tendrá que guiar el proceso de enseñanza- aprendizaje. El profesor ha sido tradicionalmente maestro del lenguaje oral y escrito, además hoy se le pide que sea del icónico, del informático y de una segunda lengua.

Daniel Alejandro dijo...

Jorge coincido contigo en cuanto al docente como sólo un orientador del aprendizaje, sin embargo, considero que debe existir ese contacto persona a persona en el proceso de aprendizaje, ya que nuestros estudiantes deben fomentar valores que le permitan socializar ante esta cambiante sociedad.